miércoles, 6 de febrero de 2013

LOGIAS MASONICAS



Fueron el resultado de la introducción de nuevas corrientes de pensamiento político. En nuestro país surgieron asociaciones con tendencias políticas y principios revolucionarios. La Masonería se trataba de sociedades secretas integradas, principalmente por albañiles, cuyo máximo objetivo era estimular el perfeccionamiento moral e intelectual de los hombres y pueblos; o se le podría llamar como una escuela formativa de hombres.

La masonería fue introducida en Nueva España a fines del siglo, sin embargo su auge se dio en las primeras décadas del México Independiente. Las más importantes fueron la Escocesa y la Yorkina. Las logias masónicas fueron las protagonistas de la vida política de la recién nacida república, cuando Guadalupe Victoria tenía el cargo de presidente. Colocaban a los diputados, controlaban el Congreso y se fraguaban las conspiraciones militares para derrocar al presidente en turno.

La Masonería es una Institución SECRETA, fundada a base de princi­pios sobre la LEY NATURAL, tal y como se encuentran determinados en los ANTIGUOS LIMITES “Landmarcks”; además lleva impresa una ca­racterística de antigüedad tan remota, e irradia sus enseñanzas de Filo­sofía Moral tan puras, que le aseguran a su Plan Progresista, una gran supremacía educativa a la colectividad Social, y con ese solo hecho, le queda asegurado el RESPETO y la VENERACION de todos los Pueblos Libres que existen sobre la Tierra.

Su cimentación siempre se ha apoyado sobre bases sólidas, como lo son el descubrimiento de lo que es la propia REALIDAD, como un factor que la encumbró, hasta alcanzar el conocimiento de la VERDAD, en cuya palabra se encierra, en forma Emblemática, la existencia de UN SER SUPREMO.
Por eso es que, la creencia en la DIVINIDAD, el Amor al Género Humano, y su Lema de FRATERNIDAD UNIVERSAL, forman el gran pe­destal que mantiene su Doctrina, como un manantial fecundo de enseñan­zas, de ilustración y de PROGRESO, que tantos beneficios ha traído, no sólo a sus Adeptos sino también a la Sociedad y Humanidad en general; por esa razón, en todos sus Templos, se aprende a hacer el BIEN, a AMAR y a RESPETAR, todo lo que la VIRTUD y la RAZON, consagran en su afán de ILUSTRACION UNIVERSAL.
Por tal motivo, dentro del seno de la Masonería, y de acuerdo con sus principios básicos, nos encontramos con que el ESPIRITU DE LA LIBERTAD, la necesidad de obtener la EVOLUCION y el anhelo al PRO­GRESO; DESTRUYEN las CADENAS de la Miseria, de la Ignorancia y de la Superstición, librando a la humanidad de la EXPLOTACION y el DES­POTISMO, puesto que, lejos de pretender invadir los DERECHOS de los demás o DOMINAR al débil y explotar a los espíritus timoratos; se tra­baja constantemente por EMANCIPAR Y UNIR estrechamente a la Especie Humana, por medio de los sublimes LAZOS del AMOR FRATERNAL, que permitan lograr impartir con eficacia, los sentimientos de la TOLE­RANCIA y del BIEN ARMONICO, cuyos factores vienen a constituir el goce efectivo de una PAZ DURADERA; eso es en verdad, lo que el Mundo Masónico PROPAGA por todos los ámbitos de la tierra, como su única y VERDADERA INSPIRACION.
Las Doctrinas Masónicas contienen todo cuanto puede ser necesario, para formar al HOMBRE SOCIAL, dotándolo también de las más altas condiciones de Moralidad, de Ilustración y de ideas independientes; como los principales atributos de su sana EDUCACION; para que pueda mar­char a la cabeza de la verdadera CIVILIZACION, con lo que podrá activar y dirigir el sagrado MOVIMIENTO PROPAGADOR, de las LUCES y CO­NOCIMIENTOS, que armonizan y coordinan su ACCION, con el espíritu progresista de nuestros tiempos.
Consecuentes con los razonamientos contenidos en los anteriores prin­cipios, la MASONERIA, según la definición Oficial, Universalmente acep­tada, y contenida en los Códigos que rigen nuestra Orden; se define como una INSTITUCION de FRATERNIDAD UNIVERSAL, esencialmente FILANTROPICA, FILOSOFICA Y PROGRESISTA, la que a su vez, procla­ma también la existencia de un PRINCIPIO CREADOR de la NATURALEZA, al que nosotros damos el nombre de, GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO, por cuyo motivo exige asimismo, en las bases fundamentales de sus máximas, principios y enseñanzas, como la TOLERANCIA mutua, el RESPETO a sí mismo y a los DEMAS, así como una libertad absoluta del PENSAMIENTO, de la EXPRESION y de la CONCIENCIA.
En consecuencia, las puertas de nuestros Templos siempre estarán abiertas, para todos los hombres de BUENA VOLUNTAD, no importa las Razas o Pueblos a que pertenezcan, la nacionalidad de que dependan, ni tampoco cuáles sean sus opiniones, creencia o FE POLITICA que profe­sen, con tal que sean de IDEAS LIBERALES, DEMOCRATICAS y sobre. todo, de BUENAS COSTUMBRES.                                   
Nuestra INSTITUCION se dedica con entusiasmo a la investigación de la VERDAD, a practicar la MORAL, a propagar la SOLIDARIDAD, a trabajar por el mejoramiento Material y Espiritual, y lograr el perfeccionamiento Intelectual, para poder alcanzar el PROGRESO SOCIAL a que tiene derecho de disfrutar toda la Humanidad
La Masonería propaga en forma extensiva entre todos los hombres, obligándolos a mantener los LAZOS FRATERNALES, que unen a los Masones que se encuentran diseminados por toda la Superficie de la Tierra, con lo que demuestra ,su lucha incesante, por combatir a la IGNORANCIA, la APATIA y las PASIONES insanas, por eso también constituye, dentro de su propio seno, a la ESCUELA DE ENSEÑANZAS MUTUAS, según se establece en los programas de Instrucción fundamental, de las CIENCIAS, el SIMBOLISMO y la FILOSOFIA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada